★Quemagrasas o Termogénicos. Qué son, Cómo Tomarlos y Precauciones★

Los quemagrasas, a día de hoy, son los complementos que mejor se venden en el mundo. Hay una gran variedad de estos suplementos en todo tipo de tiendas, pero, los compres donde los compres, todos realizan las mismas funciones. Dentro de sus características, está la de dar energía, acelerar el metabolismo, diluir la acumulación de grasas y muchos otros.

En la actualidad las dietas están más de moda que nunca. Por ello, debemos informarnos de forma correcta sobre los verdaderos efectos de los quemadores de grasas. Si realmente ayudan a bajar de peso y qué efectos producen en nuestro organismo y en la salud.

Quemagrasas

También es fundamental saber qué riesgos tienen asociados al consumir estos complementos, conocer cómo funcionan, qué medidas tomar, y lo que es aún más importante, cuáles son los riesgos o peligros a los que estamos expuestos al consumirlos.

Seguramente te habrás encontrado con alguien que asegura estar tomando un termogénico (quemador de grasa) para suplementar su dieta y para reducir el porcentaje de grasa en su cuerpo de una manera más rápida y eficaz.

Hay que tener precaución. El uso de quemadores de grasa no siempre es recomendable. La causa de esto se debe a que, algunas veces, en vez de obtener beneficios, son perjudiciales. Un caso claro serían las personas hipertensas, para ellas este tipo de suplementos son perjudiciales.

Por ello, para hacer un uso adecuado y conocer de primera mano los efectos en la salud que pueden causar, en este artículo entraremos en profundidad a hablar de este tipo de suplementos.

Los quemagrasas se utilizan hace tiempo como reductores de grasa y como activadores energéticos. Sin embargo, la formulación de los laboratorios ha ido cambiando con el tiempo de cada uno de ellos. Lo que han querido conseguir es llegar a un público más amplio, para ello han minimizado los efectos secundarios y han mejorado su rango de efectividad para la activación del metabolismo.

Son suplementos nutricionales formulados de forma específica para reducir los niveles de grasa en el organismo a través de la composición de los ingredientes con los que están elaborados. Normalmente contienen estimulantes como la cafeína, taurina o creatina, que elevan los niveles de energía, produciendo más poder e intensidad al organismo y así consiguen que se prolongue el tiempo de las actividades físicas.

Se utilizan ingredientes comunes que facilitan que las enzimas desintegren los alimentos y estos se transformen en una fuente de energía más rápida. Los ingredientes más habituales que podemos encontrar en estos suplementos son:

  • La Cafeína
  • Extractos de Té Verde
  • Vitaminas B12, entre otros.

Algunos quemadores también poseen ingredientes que ayudan a descomponer las células de grasa y expulsarlas a través de la orina.

De esta manera, podemos diferir que una de las maneras más eficaces para quemar más calorías y de acelerar la pérdida de peso, es con el uso de los quemadores de grasa. La razón es sencilla: consiguen acelerar el metabolismo.

Principales tipos de quemadores de grasa.

Los termogénicos: Transforman en energía las calorías que provienen de la grasa corporal y de la alimentación. Los termogénicos tienen un mecanismo de acción que mantienen el metabolismo acelerado, de esta forma producen una mayor quema de calorías.

El metabolismo es la cantidad de energía que usa el organismo para mantenerse activo. La conocida como “tasa metabólica”, se define como la velocidad en que el cuerpo consume estas calorías.

Los Lipotrópicos: Su función es actuar como catalizadores y reducir el exceso de grasa acumulada en el hígado y en otros tejidos corporales. Durante el metabolismo prestan su ayuda para descomponer las moléculas de grasa.

¿Cómo funcionan los quemadores de grasa?

Los termogénicos o quemadores de grasa están formulados para acelerar el metabolismo y ayudar a usar las reservas de grasa como energía. Así que si se está pensando en utilizarlos, siempre recomendamos contar con una consulta médica antes de comprar estos suplementos. De esta manera, podemos saber si los efectos secundarios que producen nos van a afectar. Conseguiremos mejores resultados y minimizaremos los riesgos.

Volviendo a ellos, aunque se les llama quemagrasas de forma popular, la forma más correcta de nombrarlos sería termogénicos porque producen calor mediante el aumento del metabolismo, consiguiendo provocar la lipólisis (transformación de la grasa en ácidos grasos en el curso de la digestión por termogénesis), es decir, la desintegración de la grasa.

que son los Quemagrasas

Nuestro organismo, dirigido por el cerebro, se mantiene en un rango de temperatura constante dentro de unos límites bien definidos. Cuando superamos estos rangos tenemos fiebre o entramos en hipotermia. Para conseguir mantener esa temperatura de forma regular, el organismo necesita consumir calorías de forma constante. Estas calorías se obtienen de los nutrientes que contienen los alimentos que ingerimos; a este proceso, se le conoce como termogénesis.

Gracias a la secreción de hormonas en el sistema circulatorio, el organismo tiene la información necesaria para saber cómo debe regularse. Esta producción de calor en mayor o menor medida se va produciendo como otros procesos orgánicos. Los quemadores de grasa tienen la capacidad de activar aquellos receptores de las células que les hacen creer que nuestro cerebro les está pidiendo que aumenten la producción de calor. Este aumento de la temperatura se produce a través del consumo de ácidos grasos de las reservas grasa que tenemos alojadas en nuestro organismo, lo que provoca una reducción de las mismas.

¿Qué tipo de sustancias son las más habituales en los termogénicos?

Cada laboratorio realiza sus propias formulaciones, pero los siguientes ingredientes suelen estar presentes en todos o casi todos los quemagrasas que pueden encontrar en el mercado.

  • Extracto de Citrus Aurantium: conocido como Naranjo Amargo. Se utilizan algunas variedades de naranja amarga por su aceite esencial, para perfume o saborizante, o como medicinal.
  • Hidroximetil Butirato: mejor conocido como HMB, es un metabolito derivado de la leucina (aminoácido esencial).
  • Té Verde: es un tipo de Té Camellia Sinensis que no ha sufrido una oxidación durante su procesado. Su principal beneficio es facilitar el proceso de pérdida de peso porque posee sustancias que ayudan a acelerar el metabolismo, consiguiendo que el organismo utilice más energía, facilita la digestión, regula las funciones intestinales y combate la retención de líquidos.
  • Kelp: son unas algas pardas, de estructura plana y alargada. Son una fuente rica en Yodo de forma natural. Tienen un alto contenido de vitaminas y minerales, que regulan la glándula tiroidea (yodo) y ayudan a mantener los huesos fuertes (calcio), también posee oligoelementos y otros nutrientes como la fibra, ideales para combatir el estreñimiento y mantienen el cuerpo libre de toxinas y de sustancia nocivas.
  • Garcinia Cambogia: también llamada Tamarindo Malabar, es una planta que se suele usar como ayuda en dietas de adelgazamiento o para mantener el peso ideal. Es usada también como especia y para tratar otras afecciones.
  • Polinicotinato de Cromo: es un suplemento de cromo, formado por cromo, ligado con niacina (ácido nicotínico – vitamina B3).
  • Sauce Blanco: Es un árbol de rápido crecimiento de la familia de las salicáceas. Es muy reconocido por sus virtudes analgésicas.
  • Extracto de Guaraná: proviene de un arbusto nativo de la amazonia sudamericana. Contienen vitamina A, B y E, además, de diferentes estimulantes y es utilizado principalmente en bebidas energéticas, también funciona como estimulante del sistema nervioso central.
  • L-Tirosina: es un aminoácido no esencial. Se produce de la fenilalanina, que forma parte de las proteínas.
  • Extracto de Yohimbe: proviene de un árbol oriundo de África Occidental. Se puede encontrar entre los componentes de algunas fórmulas para ayudar a la pérdida de grasa en el cuerpo.

Algunos de los principios activos procedentes de estos ingredientes son imitadores de la función de las catecolaminas, que son, un grupo de compuestos que incluyen la adrenalina, noradrenalina y dopamina, las cuales se producen en la glándula suprarrenal y en las terminaciones nerviosas.

Estos compuestos modifican la actividad del sistema nervioso simpático y la respuesta del estrés. Como consecuencia se produce el aumento de la termogénesis, la generación de energía y la predisposición del sistema cardiovascular para la actividad muscular.

Los adrenoreceptores

En nuestro organismo podemos encontrar células en el tejido adiposo. Este tipo de células son las encargadas de almacenar grasa. Para ello, tienen los conocidos como receptores adrenérgicos o adrenoreceptores que activan la lipólisis, que ya nombramos anteriormente. Los ácidos grasos liberados en la lipólisis pueden ser utilizados por ciertos tejidos, como los músculos o el cerebro, como fuente de energía en el caso de necesitarla.

La expresión “quemar grasa” se refiere a la oxidación de los ácidos grasos para formar energía. Existen diversos termogénicos, con diferentes fórmulas, los más utilizados son: polinicotinato de cromo, cafeína y guaraná (activan el metabolismo), HCA (ácido hidroxicítrico, evita la acumulación de grasa), la colina (metabolismo de las grasas), gugulsterona (estimula la tiroides), chitosan (impide al absorción de las grasas), carnitina (moviliza las grasas, pero no altera el funcionamiento del sistema nervioso).

Efectos positivos de los quemadores de grasa en el organismo:

  • Reducen los depósitos de grasa y mejoran la ratio grasa/masa muscular, es decir, la proporción entre la grasa y la masa muscular, a través del aumento del metabolismo.
  • Aumenta la energía y preparan al organismo para la actividad física mediante un aumento del aporte de sustratos energéticos al músculo.

Los principales beneficios que se obtienen de los termogénicos son:

  • Ayudan a reducir el porcentaje de grasa corporal.
  • Proporcionan un extra de energía durante el entrenamiento físico.
  • Si el suplemento posee Carnitina, ayuda a reducir los niveles de colesterol en el flujo sanguíneo, mejora la circulación de la sangre y disminuye los riesgos de ataque cardíacos.
  • Y por último, aumenta el gasto energético basal (energía que requiere el organismo para realizar actividades fundamentales en reposo y en ayunas).

¿Cómo evitar riesgos a la hora de consumir quemagrasas?

  • Ayudan a reducir el porcentaje de grasa corporal.
  • Proporcionan un extra de energía durante el entrenamiento físico.
  • Si el suplemento posee Carnitina, ayuda a reducir los niveles de colesterol en el flujo sanguíneo, mejora la circulación de la sangre y disminuye los riesgos de ataque cardíacos.
  • Y por último, aumenta el gasto energético basal (energía que requiere el organismo para realizar actividades fundamentales en reposo y en ayunas).

¿Cómo evitar riesgos a la hora de consumir quemagrasas?

  • Se recomienda no exceder la dosis recomendada por el fabricante.
  • Consultar a un médico o nutricionista antes de tomar o comprar este tipo de suplementos, ya que pueden afectar negativamente si se padece alguna patología.
  • Nunca hay que tomarlos más de cuatro meses seguidos.
  • Eliminar el consumo de cafeína o activadores tiroideos como café, té, bebidas gaseosas, chocolate, entre otros.
  • Es recomendable ciclar el uso de estos productos.
  • Para empezar se recomienda una dosis baja, con el fin de ver qué tolerancia se tiene al producto, y poco a poco ir aumentado la dosis hasta la dosis recomendada.
  • Nunca superar la dosis recomendada.

¿Qué efectos secundarios pueden provocar los quemadores de grasa?

Como todo suplemento pueden provocar consecuencias adversas, aunque la realidad es que si no se padecen alguna enfermedad o patología como la hipertensión es complicado que aparezcan estos síntomas. A pesar de esto, siempre hay que consultar con un especialista antes de tomar algún tipo de suplementación.

  • Arritmias cardíacas.
  • Dolor de cabeza.
  • Hipertensión.
  • Dificultad al orinar.

Otras complicaciones que rara vez aparecen pero que también pueden suceder:

Cada persona tiene necesidades diferentes y se marcan objetivos propios, por lo tanto, es muy importante consultar con un especialista antes de consumir cualquiera de estos complementos, pues solo fungen como auxiliares. Dicho esto anteriormente, recordamos que no es recomendable que las personas que padezcan algún tipo de las enfermedades nombradas, consuman algún termogénico.

  • Enfermedades cardíacas.
  • Enfermedades tiroideas.
  • Diabetes
  • Glaucoma
  • Depresión.

Consideraciones a tener en cuenta en el consumo de quemagrasas.

  • Se conseguirán mejores resultados si se combina este tipo de suplementos con una dieta y ejercicio.
  • Detener de forma inmediata el consumo de los complementos termogénicos si se producen mareos, dolores de cabeza, náuseas, dificultades para respirar, o cualquier otro síntoma adverso al indicado.
  • No sobrepasar la dosis recomendada por su médico o por el fabricante.
  • Antes de tomar cualquier producto que haya en el mercado, por seguro que parezca, hay que pedir la opinión de un profesional de la salud.
  • Nunca se deben tomar este tipo de productos si se está tomando algún medicamento o si se tiene alguna dolencia médica tales como enfermedades del corazón, hígado, riñón, diabetes, asma, hipertensión o enfermedad de la tiroides.
  • Y siempre hay que tener presentes que estos suplementos son una ayuda o facilitadores en la reducción del porcentaje de grasa corporal, pero que no existen los productos mágicos. Si no cuidas tu dieta y haces ejercicio físico lo más normal es que no consigas tus objetivos.

Diferentes tipos de metabolismo.

Algunas personas poseen un metabolismo lento, y por ello tienen más dificultades a la hora de adelgazar y mantenerse en ese peso.

Un metabolismo lento potencia enormemente la acumulación de grasa. Otras tienen un metabolismo mediano, estas tiene que hacer un mantenimiento constante para mantener el peso en un rango adecuado. Y otras, las más privilegiadas, tienen un metabolismo rápido, queman grasas incluso sin realizar actividad física.

Sea como sea tu metabolismo, la buena noticia es que es posible aumentar la tasa metabólica.

Quemagrasas, dietas y ejercicio físico.

Las fórmulas contenidas en los quemadores de grasa cada día son más efectivas, pero no hay que olvidar que siempre deben ir acompañada su ingesta con una dieta equilibrada, y en la medida de las posibilidades de cada uno, de una actividad física regular.

Los especialistas siempre recomiendan el correcto consumo de alimentos nutritivos y sanos con planes de dietas bien estructuradas. Cada quemador está diseñado para un uso continuo durante un mes, casi siempre en dos tomas diarias. Aunque hay que leer el prospecto de cada suplemento antes de ingerirlo. Lo perfecto sería que la persona que lo empiece a usar ya mantenga un plan alimenticio guiado por un profesional, para que cuando finalice el uso del producto siga comiendo bien. Es decir, el uso de estos productos está bien pensado para ayudar y potenciar un cambio de hábito alimenticio, no sólo para un intervalo de tiempo. Si solo lo tomas durante un tiempo y no mejoras tu alimentación, estarás tirando el dinero.

como funcionan los quemagrasas

Tampoco debemos olvidar que el ejercicio a la hora de complementar un quemador de grasa, es fundamental. El papel del oxígeno en nuestra sangre al momento de practicar actividades físicas juega un papel crítico a la hora de utilizar la grasa como fuente de energía, sin contar que durante la actividad corporal activa la tasa metabólica, libera naturalmente hormona de crecimiento.

Los especialistas coinciden en que antes de adquirir cualquier producto la persona debe conocer su estado de salud. Nunca deben ser consumidos por embarazadas o en período de lactancia, ni por menores de 18 años. Esto debe ser aplicado con cualquier uso de suplemento alimenticio. En el caso de los Quemadores Termogénicos, nunca deben ser tomados por quienes tengan problemas en la Tiroides (principal regulador del metabolismo), ni por personas que sufren de hipertensión. Con respecto a los Quemadores Lipotrópicos, no hay excepción alguna, cualquier persona puede consumirlos.

Por último, los quemadores de grasa se pueden adquirir en tiendas especializadas o farmacias en donde se venden suplementos energéticos, además, en el propio establecimiento pueden informarte sobre este tipo de productos. En otro tipo de comercios no especializados se pueden conseguir diversos tipos de suplementación, pero puedes adquirir productos falsificados o adulterados, lo que sería un riesgo enorme para tu salud. Solo compra en tiendas que te den confianza o en esta web, donde nos aseguramos que todo los productos están certificados.

4 comentarios en “★Quemagrasas o Termogénicos. Qué son, Cómo Tomarlos y Precauciones★”

  1. Qué buen artículo sobre los quemagrasas! Enhorabuena. La verdad es que estaba pensando en perder peso tomando estos productos pero no me atrevía dar el paso. Después de leer el artículo me voy a animar a probarlos a ver que tal se da. Ya me ha quedado claro que para bajar la barriga no queda otra que hacer deporte y dieta. Bueno… lo intentaré. Seguiré leyendo el blog, me pareció muy fiable.

  2. Este es uno de los mejores artículos que he leído sobre los productos quemagrasas, no te intenta vender nada y además aclara bastantes dudas. Hay mucha información sobre cómo perder peso y aunque he probado varios métodos no consigo perder grasa abdominal. Espero que con sus consejos pueda hacerlo. Gracias.

  3. Llevo tiempo queriendo perder la barriga pero he probado muchas técnicas y no lo consigo. Espero que siguiendo los consejos de su artículo pueda reducir estos kilos y grasa abdominal que no puedo perder.

Deja un comentario